Phishing: 7 formas de prevenir los ataques

 

Introducción

El phishing es la forma más frecuente de ciberdelincuencia, una realidad inquietante subrayada por asombrosas estadísticas. Se calcula que cada día 3.400 millones de correos electrónicos maliciosos inundan las bandejas de entrada de todo el mundo. El informe 2023 Data Breach Investigations Report (DBIR) de Verizon añade más peso, revelando que un 36% de todas las violaciones de datos implican phishing. Y lo que es aún más alarmante, DataProt calcula que cada 20 segundos aparece un nuevo sitio web de phishing.

Además de destacar el alcance del problema, estas cifras subrayan la necesidad acuciante de medidas preventivas eficaces. Las empresas se encuentran en una encrucijada crítica en la que la protección de los activos digitales se cruza con la preservación de la integridad de la marca.

En este artículo, nos adentramos en el complejo panorama del phishing, explicando sus mecanismos y su posible impacto en su organización. Desarrollaremos siete formas prácticas de prevenir los ataques, centrándonos en una combinación de factores humanos y soluciones tecnológicas.

Comprender los fundamentos del Phishing

El phishing es un vector de ciberataque que emplea técnicas de ingeniería social para engañar a las personas con el fin de que revelen información confidencial, como credenciales de acceso o datos financieros. El atacante suele hacerse pasar por una entidad de confianza, utilizando diversos canales de comunicación como el correo electrónico, los SMS o las redes sociales.

Entre los métodos más comunes se encuentran el spear phishing, en el que el atacante adapta el mensaje a una persona u organización específica, y el whaling, que se dirige a personas de alto perfil dentro de una empresa. Los phishers también pueden emplear la clonación de sitios web -creando un duplicado de un sitio de confianza para capturar información- o utilizar archivos adjuntos maliciosos que despliegan keyloggers u otro malware al ejecutarse.

El rol del error humano

Las vulnerabilidades humanas suelen ser el eslabón más débil de la cadena de ciberseguridad, lo que permite que los ataques de phishing burlen incluso las defensas técnicas más sofisticadas. Desde un punto de vista psicológico, sesgos cognitivos como el estrés inducido por la urgencia y el principio de la prueba social pueden hacer que las personas sean más susceptibles a las tácticas de phishing. Por ejemplo, recibir un correo electrónico que parece provenir de un director general pidiendo una acción inmediata puede desencadenar una respuesta emocional que anule el análisis lógico. Del mismo modo, ver el logotipo de una marca conocida puede establecer falsamente la credibilidad, haciendo que el objetivo baje la guardia.

7 formas de prevenir los ataques de Phishing

 

1. Programas de formación y concientización de los empleados

La primera línea de defensa contra los ataques de phishing empieza por el elemento humano: sus empleados. Empiece por realizar evaluaciones de riesgos para identificar las áreas en las que su organización es más vulnerable al phishing. Esto proporciona la base para crear un plan de estudios adaptado a las amenazas específicas. Los temas deben abarcar los distintos tipos de ataques de phishing, desde el spear phishing hasta el whaling, así como las tácticas que emplean los atacantes, como la suplantación del correo electrónico y los archivos adjuntos maliciosos.

Tras la fase de evaluación, proceda con un enfoque de formación polifacético que utilice módulos en línea y talleres en directo. Esta estrategia de aprendizaje combinado es esencial para cubrir los conocimientos teóricos y las aplicaciones en el mundo real. Introduzca escenarios de phishing simulados para comprobar los índices de respuesta de los empleados y adapte el programa de formación en función de las métricas de rendimiento. Existen plataformas automatizadas para gestionar y supervisar estas simulaciones, que ofrecen información basada en datos sobre el comportamiento y la vulnerabilidad de los usuarios.

Por último, establezca un ciclo de mejora continua del programa. El panorama de la seguridad cambia constantemente, por lo que el contenido de la formación debe actualizarse periódicamente. Una revisión trimestral de la formación puede ayudar a auditar la eficacia del programa y perfeccionarlo para iteraciones posteriores.

2. Autenticación multifactor (MFA)

La autenticación multifactor (MFA) es un protocolo de seguridad que requiere múltiples métodos de verificación antes de conceder el acceso a un sistema o aplicación. Cuando los usuarios introducen su contraseña, se genera una solicitud de verificación adicional.

Los algoritmos del servidor de autenticación validan el primer factor (normalmente la contraseña) antes de activar el mecanismo del segundo factor. Puede tratarse de una contraseña de un solo uso basada en el tiempo (TOTP) enviada por SMS o generada por una aplicación de autenticación. En entornos más avanzados, se emplean métodos criptográficos para garantizar la integridad y confidencialidad de la transmisión.

Si se aplica la AMF, aunque un atacante consiga obtener la contraseña de un usuario, quedará bloqueado en el siguiente paso de verificación. Por ejemplo, sin acceso al dispositivo móvil del usuario, no puede recibir la solicitud del segundo factor, por lo que la contraseña robada resulta inútil para el acceso no autorizado.

Otras ventajas de la autenticación multifactor para contrarrestar el phishing:

  • Mayor seguridad: Incluso si un ataque de phishing captura su contraseña, MFA crea una barrera difícil de eludir para los atacantes.
  • Responsabilidad del usuario: MFA crea un registro de cada paso de autenticación, lo que ayuda a rastrear actividades y aislar comportamientos sospechosos.
  • Flexibilidad: La AMF puede adaptarse a diferentes niveles de seguridad, lo que permite a las empresas aplicar medidas más estrictas en los sistemas más sensibles.
  • Reducción del fraude: Al actuar como elemento disuasorio del robo de credenciales, la AMF disminuye las posibilidades de fraude de identidad, uno de los principales objetivos del phishing.
  • Cumplimiento: La implantación de la AMF también puede ayudar a cumplir los requisitos normativos que exigen protocolos estrictos de protección de datos.

3. Actualizaciones periódicas del software

Mantener el software actualizado es un aspecto integral de una estrategia de ciberseguridad eficaz, que a menudo sirve como contramedida pasiva pero crucial contra los ataques de phishing. Las vulnerabilidades de los programas obsoletos pueden aprovecharse para facilitar los planes de phishing, como dirigir a los usuarios a sitios web maliciosos sin activar las advertencias de seguridad del navegador. El software actualizado suele incluir parches que cierran estas brechas de seguridad, lo que dificulta el éxito de las tácticas de phishing.

En el ámbito de las actualizaciones de software, un enfoque que ha ganado popularidad es el despliegue de actualizaciones automáticas. Este método tiene sus ventajas, sobre todo porque reduce la latencia entre la publicación de un parche y su aplicación, minimizando así la ventana de vulnerabilidad. Sin embargo, la limitación reside en los posibles problemas de compatibilidad o el comportamiento inesperado del sistema tras una actualización.

Para evitarlo, las organizaciones pueden emplear una estrategia de actualización escalonada. 

En este modelo, los parches recién lanzados se someten primero a un examen en un entorno controlado que simula el entorno operativo real. Una vez validadas con éxito, estas mejoras se difunden sistemáticamente por toda la infraestructura de la organización con la garantía de compatibilidad y estabilidad. Este enfoque matizado combina la velocidad de las actualizaciones automatizadas con la fiabilidad de la supervisión humana, reforzando así el marco general de ciberseguridad.

4. Soluciones de filtrado de correo electrónico

La implantación de soluciones avanzadas de filtrado del correo electrónico es fundamental para interceptar los mensajes de phishing antes de que lleguen al usuario final. Estas tecnologías analizan los mensajes entrantes en función de diversos parámetros, reduciendo así el número de mensajes maliciosos que podrían conducir a un ataque con éxito.

Tipos de soluciones de filtrado de correo electrónico:

  • Filtros bayesianos: Utilizan el análisis estadístico para examinar la frecuencia y los patrones de las palabras en los correos electrónicos. Son útiles para detectar intentos de phishing más sofisticados que podrían eludir los filtros basados en reglas más simples. Con el tiempo, el filtro se adapta a nuevos tipos de mensajes, mejorando continuamente su capacidad de detección.
  • Filtros de spam: Estos filtros utilizan algoritmos predefinidos para identificar las características típicas de los mensajes de spam. Al segregar o bloquear estos correos, reducen el riesgo de que los usuarios se encuentren con intentos de phishing ocultos en mensajes no solicitados.
  • Filtros basados en el contenido: Este tipo analiza el contenido real de un correo electrónico, incluidos los archivos adjuntos. Al detectar URL o cargas útiles maliciosas, los filtros basados en el contenido pueden frustrar los ataques de phishing diseñados para inducir a los usuarios a descargar archivos dañinos.
  • Marco de políticas del remitente (SPF): SPF comprueba el dominio de los correos electrónicos entrantes con una lista de remitentes aprobados. De este modo, se bloquean o marcan los correos electrónicos de phishing que simulan proceder de fuentes legítimas.
  • Autenticación, notificación y conformidad de mensajes basados en dominios (DMARC): Este marco no sólo valida el dominio del remitente, sino que también garantiza que el contenido del correo electrónico no ha sido manipulado, lo que ofrece otra capa de defensa contra la suplantación de identidad, una táctica habitual en el phishing.
  • Algoritmos de aprendizaje automático: Estos filtros avanzados se adaptan a las nuevas técnicas de phishing aprendiendo de las amenazas encontradas anteriormente. Su naturaleza evolutiva los hace muy eficaces a la hora de identificar y bloquear correos electrónicos de phishing que emplean tácticas innovadoras.

5. Certificados HTTPS y SSL

Los certificados HTTPS (HyperText Transfer Protocol Secure) y SSL (Secure Sockets Layer) constituyen la base de las comunicaciones web seguras. El primero garantiza que los datos entre el navegador del usuario y el servidor web estén cifrados, lo que dificulta a los hackers interceptar y manipular la información. Los certificados SSL autentican además la identidad del sitio web, garantizando a los usuarios que están interactuando con una entidad legítima y no con un sitio fraudulento diseñado para el phishing.

Desde el punto de vista del usuario, verificar la seguridad de un sitio web es parte integrante de la seguridad en línea. Busque "https://" en la dirección web en lugar de sólo "http://"; la "s" indica una conexión segura. Además, el icono de un candado en la barra de direcciones significa que el sitio web tiene un certificado SSL. Para mayor seguridad, si haces clic en el candado podrás ver los detalles del certificado, incluida la autoridad emisora y el periodo de validez, asegurándote así de que no eres víctima de un intento de phishing disfrazado de sitio seguro.

6. Plan de respuesta a incidentes

Por muy robustas que sean las medidas de ciberseguridad, los ataques de phishing pueden abrirse paso. Y cuando lo hacen, saber exactamente qué pasos dar a continuación puede ser la diferencia entre un pequeño contratiempo y una crisis en toda regla.

Un Plan de Respuesta a Incidentes (IRP, por sus siglas en inglés) sirve como enfoque estructurado que detalla los procesos a seguir cuando se produce un ataque por incidente de ciberseguridad. En el caso concreto del phishing, un IRP garantiza que las organizaciones puedan contener rápidamente la amenaza, investigar sus orígenes y restaurar la integridad del sistema, minimizando así los daños y aprendiendo del incidente para prevenirlo en el futuro.

Elementos clave de un plan de respuesta a incidentes de phishing:

  1. Detección inicial: Utilizar herramientas de supervisión en tiempo real que puedan señalar comportamientos inusuales en el correo electrónico o en la red, sirviendo como sistema de alerta temprana de posibles amenazas de phishing.
  2. Clasificación del incidente: Una vez detectado, clasifique la gravedad del ataque de phishing. Esto ayuda a priorizar los recursos y determinar el alcance de la respuesta necesaria.
  3. Contención inmediata: Aísle los sistemas y cuentas afectados para evitar que el intento de phishing comprometa datos adicionales o se propague a otras partes de la red.
  4. Análisis forense: Realizar un análisis en profundidad de cómo el correo electrónico de phishing eludió las medidas de seguridad existentes. Esto es crucial para mejorar las futuras técnicas de prevención y puede implicar el rastreo de paquetes, el análisis de registros y la ingeniería inversa del malware, si lo hubiera.
  5. Recuperación del sistema: Revalidar la seguridad de las cuentas y sistemas comprometidos, a menudo mediante el restablecimiento de contraseñas y parches de software, para devolverlos a un estado seguro.
  6. Revisión posterior al incidente: Tras la contención y recuperación, realizar una auditoría para identificar cualquier deficiencia en las medidas de seguridad existentes y actualizar el IRP en consecuencia.
  7. Formación de los usuarios: Refuerce la formación y la concienciación de los miembros del personal basándose en las particularidades del reciente ataque, adaptando así el comportamiento humano para reconocer mejor este tipo de amenazas en el futuro.

7. Auditorías de seguridad periódicas

Las auditorías de seguridad periódicas funcionan como chequeos rutinarios, evaluando sistemáticamente la resistencia de las medidas de seguridad contra el phishing y otras amenazas. Deben abarcar no sólo las configuraciones de red, sino también el software de seguridad desplegado en toda la organización. 

Las auditorías típicas examinan múltiples elementos, desde las configuraciones del cortafuegos y los controles de acceso hasta la eficacia del filtrado del correo electrónico y el cumplimiento de los protocolos de seguridad por parte de los empleados. Los beneficios son múltiples: identificación de vulnerabilidades potenciales, validación de las medidas de seguridad existentes y alineación con las estrategias antiphishing más actuales.

Conclusión

Un enfoque proactivo es su arma definitiva contra los ataques de phishing.

Cada una de las siete medidas analizadas ofrece ventajas únicas a la hora de reforzar su infraestructura de ciberseguridad. Juntas, forman una estrategia holística que aborda tanto las soluciones tecnológicas como los factores humanos.

Actúe ya. La reputación de su marca y la integridad de sus datos son demasiado valiosas como para dejarlas al azar. Permanezca alerta, manténgase al día y, lo más importante, vaya por delante.

Top Insights

Ciclos de vida BPM

Ciclos de vida BPM

AutomotiveCommunicationsConsumer and RetailFinancial ServicesHealthcareManufacturing and IndustrialMediaTechnology
Criterios de Aceptación

Criterios de Aceptación

AutomotiveCommunicationsConsumer and RetailFinancial ServicesHealthcareManufacturing and IndustrialMediaTechnology
Escribiendo User Stories en Agile

Escribiendo User Stories en Agile

AutomotiveCommunicationsConsumer and RetailFinancial ServicesHealthcareManufacturing and IndustrialMediaTechnology
What is TM Forum Frameworx and how to apply it to your business?

What is TM Forum Frameworx and how to...

UncategorizedAutomotiveCommunicationsConsumer and RetailFinancial ServicesHealthcareManufacturing and IndustrialMediaTechnology
Impact Mapping en Metodologías ágiles

Impact Mapping en Metodologías ágiles

AutomotiveCommunicationsConsumer and RetailFinancial ServicesHealthcareManufacturing and IndustrialMediaTechnology

Top Authors

Nicolas Cieri

Nicolas Cieri

Solution Architect

Alvaro Soria

Alvaro Soria

Solution Architect

Sergio Fiorillo

Sergio Fiorillo

Engineering Manager

Pablo Alvarez

Pablo Alvarez

Delivery Director, Finance & Commerce

Blog Categories

  • URL copied!