El ADN hacia Agile

junio 11, 2013

share

Archived

Aunque no lo creas, Agile depende de vos. La vorágine de la vida diaria y la velocidad con la que recibimos todo tipo de información no nos permiten reservarnos un espacio para reflexionar sobre el potencial que nos trae esta palabra y cómo llevarla a la práctica. Es decir: ¿por qué, cómo, y cuándo llevar Agile a nuestro entorno de trabajo?

No hay una única receta para responder a esta pregunta disparadora, pero existen señales que nos invitan a poner el foco en un factor clave: el cambio.

Vivimos cotidianamente con y del cambio, tanto en nuestros marcos personales como profesionales. El sistema corporativo suele ser desafiante frente a los distintos factores que entran en juego, algo que suele traducirse en resistencia al cambio. Se puede auspiciar una propuesta de cambio, desarrollando y comunicando (al equipo, al jefe, a un cliente) los siguientes valores a través de la presentación de la idea:

  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas.
  • Software funcionando sobre documentación extensiva.
  • Colaboración con el cliente sobre negociación contractual.
  • Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan.

Estos valores forman parte de una base que permiten preparar el terreno para explicaciones más exhaustivas sobre metodologías, procesos y artefactos ágiles (aquí entran en escena palabras como SCRUM, daily meetings, sprints, taskboard). A continuación proponemos tips y consejos para lograr estos objetivos con mayor agilidad.

Mantener presente los valores ya mencionados. Junto con el soporte de referencias bibliográficas, coaches, etcétera, podremos emprender un camino sin seguir ciegamente pasos ortodoxos para evangelizar la denominación ‘agile’;

Ser conscientes que debemos y podemos adaptarnos a la mentalidad de la personas y demostrar los éxitos con resultados concretos;

No desmotivarse al fallar, aprender rápido, capitalízalo y volver a intentarlo.

Para ello, desde GlobalLogic fomentamos día a día una serie de “valores complementarios”, que completan la base de los anteriores. Gracias a estos concretamos y alcanzamos metas en común entre nuestros equipos y los equipos del cliente.

  1. Integridad: tratamos a las personas con respeto. Creemos en hacer siempre lo que decimos que vamos a hacer y cuando decimos que vamos a hacerlo;
  2. Apertura: maximizamos la transparencia para crear un ambiente en el que cada individuo se anime a contribuir, donde cada pensamiento es valorado y considerado en las tomas de decisiones;
  3. Innovación: creemos en aprender e innovar siempre, alentando y recompensando a aquellos que desafían la sabiduría convencional, tomando riesgos y compartiéndolos;
  4. Trabajo en equipo: los buenos equipos pueden ser más fuertes que la suma de sus partes, cuidándose activamente y confiando uno de otros.

Los valores son quienes acompañan a transitar el cambio, el resto es cuestión de técnicas y herramientas que pueden ser aplicadas gradualmente. La reflexión tanto individual como grupal resultará una de las fuentes principales de aprendizaje en un nuevo marco que permitirá disfrutar aún más del trabajo realizado.

 

Referencias:
Manifiesto para el Desarrollo Agil de Software
GlobalLogic’s Core Values (https://www.globallogic.com/career-values.html)