El efecto SOA en nuestra vida cotidiana

abril 1, 2012

share

Archived

Desde hace un tiempo significativo el concepto SOA se ha introducido con fuerza en la vida empresarial de cualquier organización IT. Quien puede decir en la actualidad que no lo ha escuchado nombrar y que no ha pensado la posibilidad de implementarlo en su negocio.

Pero bien… ¿Sabemos en realidad que es este nuevo paradigma, cuanto esfuerzo se requiere para implementarlo y que posibles beneficios nos puede significar?

A continuación estaremos mencionando resumidamente algunos de estos temas con el objetivo de que pueda aclarar determinadas dudas y generarles nuevas que lo lleven a investigar más sobre el mismo.

¿A que llamamos SOA?

SOA es, sin dudas, la arquitectura de desarrollo de software más de moda de estos tiempos y podemos definirla como una forma de mirar el mundo, donde adoptaremos una visión orientada a la definición de servicios que nos permitirán acceder de manera sencilla y distribuida a las capacidades que se repiten en un negocio.

¿Qué esfuerzo conlleva implementarlo en una organización?

Todo nuevo emprendimiento requiere de un esfuerzo tanto a nivel organizativo como a nivel personal. La implementación de SOA no es la excepción, por tal motivo es que podemos mencionar algunas buenas costumbres a tener en cuenta si se quiere alcanzar el éxito:
– Desarrollar nuevos procesos de gobernancia, políticas y mejores prácticas para facilitar el cambio cultural y asegurar el éxito de la iniciativa SOA.
– Establecer un sector que encabece el esfuerzo de implementación y que sea responsable de desarrollar un plan de adopción que sirva como canal de comunicación entre el negocio y la IT.
– Educar al personal de la organización y los socios del negocio para asegurar un conocimiento consistente de la arquitectura y el desarrollo.

¿Que beneficios se obtienen aplicando SOA?

Podemos decir que los beneficios que se obtienen luego de implementar una estructura SOA y lograr mantenerla bajo cierta estabilidad, suelen ser varios y de gran importancia para el negocio. Desde disminuir los costos de integración de tecnología y agilizar sus unidades de negocio hasta definir procesos reutilizables bajo ciertos estándares de diseño que nos aseguren el éxito.

En base a estos beneficios es que las organizaciones que logran adoptar el paradigma SOA pueden crear y reutilizar servicios y aplicaciones, y adaptarlos ante los cambios evolutivos que se producen dentro y fuera de ellas, con el fin de adquirir la agilidad necesaria para ganar ventaja competitiva.

Posibles errores de implementación que se suelen llevar al fracaso:

Existen diferentes tipos de errores que suelen ocurrir al momento de implementar SOA, siempre que no se haga una correcta planificación y se defina una estructura de administración completa, con niveles estratégicos, tácticos y operacionales. Dentro de los errores más comunes podemos mencionar.
– Buscar transformar todos los sistemas en servicios sin medir realmente cuales se utilizan, aumentando considerablemente y sin sentido los costos de implementación.
– Enfocarse plenamente en la implementación en sí, evitando incluir desde un principio analistas de negocio, lo cual, lleva a perder el foco sobre el mismo.
– Invertir más tiempo en la definición del producto SOA a utilizar, que en el planeamiento y la preparación del proyecto en sí.
– Empezar la transición hacia SOA con proyectos de gran tamaño, aumentando los riesgos y la posibilidad de fracaso.
– Abocarse a la adquisición de nueva infraestructura cuando las inversiones actuales son suficientes.
– En empresas de menor tamaño suele ocurrir que la desesperación por implementar SOA los lleve pecar de ingenuos, debido a la falta de recursos o el expertise necesario para llevarlo a cabo.