Cada día nuestros clientes alrededor del planeta piensan en una idea nueva, tienen una necesidad urgente, o una visión diferente de cómo hacer mejor la vida de muchas personas, y aquí en GlobalLogic buscamos la forma de hacerlo realidad. Pensamos que cada una de esas ideas necesitan trabajo ágil y sobre todo pasión, para darle vida, porque una idea que no se materializa muere. Y es el software el que hoy hace posible innovar y que una idea pueda cambiar la forma de ver el mundo, desde una billetera móvil, un centro de entretenimiento en tu auto, y hasta el nuevo medidor de azúcar en la sangre. Si alguien tiene un nuevo servicio para ofrecer o quiere que el servicio que ofrece a sus clientes sea más rápido, más seguro, o simplemente más divertido, aquí en GlobalLogic no sólo lo hacemos posible sino que también aseguramos su calidad y que los usuarios de nuestros clientes sientan que los productos que utilizan fueron pensado para ellos, y no una especie de invento creado sin pensar en la comodidad de quién lo utilizará. Más 8000 empleados de GlobalLogic alrededor del mundo se olvidan de que el software son líneas infinitas de código, y lo viven más como un lenguaje que le da vida a cada una de las ideas de nuestros clientes, mientras la pasan bien en un espacio divertido, agradable y para nada ese cliché geek que algunos se imaginarían.

Así es el mundo GlobalLogic, con sedes alrededor de todo planeta, y un lugar donde hay mucho más que ver que una pantalla de computadora, donde muchos crecen y se capacitan dentro de la empresa, donde otros viajan constantemente a atender programas ( aca podría decir a trabajar) en diferentes ciudades que resuenan a nivel global, (Namasté), o donde tranquilamente, un día pueden decidir que resolverán esos proyectos que desafían su talento desde sus casas.

De cualquier forma coincidimos en que divertirnos con lo que hacemos y apasionarnos con cada una de las cosas que encaramos, es lo que marca la diferencia en cada uno de nuestros proyectos.